Opinión

Superliga Europea: Una amenaza para el fútbol mundial

  • Por Alejandro Piparolla

En los últimos años se habló mucho sobre la gestación de una posible liga europea que sustituyera a la Champions League. La realidad es que luego de la consolidación de la ECA (Asociación de Clubes Europeos) impulsado por los equipos más poderosos del viejo continente, esta idea ha tomado forma, a tal punto de que el anuncio oficial podría ser a fines de este mes.

Más allá de que este impulsado por grandes equipos como Liverpool, Manchester United; Real Madrid; Barcelona; Atlético de Madrid; Juventus; Bayern Múnich y Paris Saint Germain y con el aval de la FIFA, no cuenta con el apoyo de la UEFA, ni con el de los principales directivos de las ligas más importantes del mundo, así como, el del Presidente de La Liga de España, Javier Tebas. “Los autores de esta idea, no sólo demuestran un total desconocimiento de la organización del fútbol, sino que también desconocen el mercado de los derechos audiovisuales nacionales e internacionales. Un proyecto de este tipo hará daños económicos a los organizadores y aquellas entidades que lo financien (si es que existen). Estos proyectos en la clandestinidad son proyectos de barra de bar a las 5 de la mañana”, comentó Tebas mostrando su total desacuerdo.

Esta nueva competición, tendría un esquema similar al de la NBA (cabe destacar que los dueños del Liverpool y el Manchester son estadounidenses). Dispondrá de un formato cerrado, capitales privados, como el banco JP Morgan que estaría dispuesto a desembolsar más de 5.000 millones de euros para su creación. No tendrá ascensos ni descensos, se jugará una liguilla con ida y vuelta y el título se disputara en playoffs. Los equipos participantes (al no estar definido) serían entre 18 y 20.

Ventajas y Desventajas

Económicamente sería la gran diferencia, ya que al actuar de manera independiente a la UEFA, le daría mayores ingresos y posibilidad de explotar el fútbol europeo por todo el mundo. Que, dicho sea de paso, es el más consumido en el planeta tierra. Comparado con otros deportes, como el Super Bowl (NFL), parece que no genera los ingresos pertinentes en relación a su audiencia. Mientras la NFL produce unos 7.000 millones de euros con una audiencia de 150 millones de personas (en todo el mundo), el balompié y su Champions League genera únicamente 1.500 millones de euros con más de 1.600 millones de fanáticos.

Como desventaja, el resto de los equipos de las ligas domésticas, se manifestaron en contra, con el apoyo de UEFA. Afirman que se va generar una mayor brecha económica, un constante incumplimiento del fair play financiero y como resultado, se formará un monopolio manejado por los equipos de la Super liga europea.

Noticias relacionadas
Opinión

Sagrada, ligera y de consumo digital: Lo que la industria cultural hizo con la música que escuchás

Opinión

El Panóptico de Foucault

Opinión

Al lado de un genio, siempre hay otro genio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.