ActualidadDestacadasNoticias

Trotta cargó contra Soledad Acuña

  • “Cada vez más eligen ser docentes como tercera o cuarta opción”, había dicho la ministra de Educación porteña. Y advirtió que “hay que enseñar a pensar, no decir qué pensar”.

Nicolás Trotta, ministro de Educación de la Nación, cuestionó este martes los dichos de su par porteña, Soledad Acuña, quien ayer dijo que hay maestros que «eligen militar en lugar de hacer docencia». Al respecto, el funcionario señaló que «las declaraciones son sumamente injustas e incoherentes».

Para el funcionario, «la comunidad docente ha desplegado un enorme compromiso en un año excepcional», por lo que «debería haber un pedido de disculpas por parte del gobierno de la Ciudad», dijo en diálogo con El Destape Radio.

Además, apuntó contra la gestión de Horacio Rodríguez Larreta al decir que, «más allá de la ministra, algo que caracteriza al gobierno porteño es la ausencia de diálogo con todos los actores del sistema educativo y con los docentes en particular».

Días pasados, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, había embestido contra la formación docente, al advertir sobre el avance de la militancia política y acusar a los maestros de “no enseñar a pensar” sino de “adoctrinar”. Además, invitó a los padres a denunciar a los maestros “ideologizados” ante el Ministerio que encabeza para intervenir en la situación.

La funcionaria participó la semana pasada de un zoom con el objetivo de explicar cuál son los desafíos de la educación, qué problemas venían desde antes de la pandemia, cuáles se intensificaron con la cuarentena y qué se está haciendo en la Ciudad.

En ese contexto, se le preguntó: “¿Cómo hacer para controlar el adoctrinamiento en las escuelas? ¿Cómo es el perfeccionamiento continuo?”. Al respecto, Acuña explicó que en el Gobierno de la Ciudad “se pasó de 20 horas anuales que tenían los docentes de capacitación continua a 100 horas. Hoy un maestro de primaria de la gestión estatal tiene 100 horas de capacitación al año, es decir 2 horas y media por semana”.

Y explicó que se modificó el puntaje para que los docentes continúen capacitándose poniéndoles vencimiento a las capacitaciones que realizaban.

Por otro lado, la ministra señaló directamente a los docentes. Dijo que quienes eligen ser docentes son “cada vez más grandes de edad, y eligen la carrera docente como tercera o cuarta opción luego de haber fracasado en otras carreras”.

“Y si uno mira el nivel socioeconómico, o en términos de capital cultural, al momento de aportar para el aula, la verdad es que son de los sectores socioeconómicos más bajos los que eligen la carrera docente”, agregó.

Después, la funcionaria criticó a los educadores que tienen una posición política tomada y la llevan a las aulas. “La raíz de lo sobreideologizado y la militancia política en las aulas está en la formación docente, en el perfil que se define sobre qué es ser docente. La gran discusión tiene que ser cómo enseñamos a enseñar”.

Acuña manifestó que un docente tiene que “enseñar a pensar, no decir qué pensar” y destacó el beneficio que otorgó la nueva modalidad virtual de enseñanza para romper la privacidad del aula: “La virtualidad nos dio la oportunidad de que las familias vieran qué pasaba adentro del aula. Antes, el docente cerraba la puerta y todo quedaba entre ellos y los chicos”.

Tras cuestionar que los educadores utilicen ese espacio para adoctrinar en lugar de enseñar, Acuña instó a los padres a denunciar ante el Gobierno de la Ciudad “cualquier irregularidad” que observen respecto al desempeño del docente y los contenidos transmitidos.

“Es difícil intervenir porque sos mamá y no querés perjudicar a tu hijo. Pero sin denuncias formales sobre lo que pasa, no podemos hacer nada”, advirtió.

No es el primer posicionamiento duro de Acuña y su ministerio para con los docentes, a cuyos sindicatos viene responsabilizando de negarse a volver a las aulas pese al evidente perjuicio que los casi ocho meses de parate genera en los estudiantes.

Días atrás se conoció una polémica entre los sindicatos de docentes y el Gobierno porteño en torno a la presencialidad de alumnos de primaria y secundaria en esta vuelta a clases impulsada por las autoridades porteñas. De un lado, el Ministerio de Educación porteño aseguró que se registró un alto nivel de presencia de alumnos en los establecimientos. “En las escuelas que hemos abierto para séptimo grado y para quinto y sexto año de las secundarias tenemos un altísimo porcentaje de presentismo; mayor que en las épocas de cursada normal”, afirmó entonces Acuña.