DestacadasEstiloNoticias

Cuáles son las atracciones turísticas más caras del mundo

  • Un destino sumergido a más de cuatro mil metros de profundidad puede ser costoso, al igual que otros increíbles destinos ubicados en diferentes países

Siempre es importante hacer el presupuesto para un viaje, aún más si tienen pensado salir de su país de origen, ya que el turismo no siempre sale barato y mucho menos si las personas se disponen a conocer las atracciones más concurridas y distinguidas del planeta.

Ya sea descubriendo monumentos históricos que representan la cultura de un país o simplemente yendo a un parque de diversiones, es prudente tener en cuenta el costo de la entrada para que luego el desajuste monetario no sea un dolor de cabeza al final del paseo. Así las cosas, si son turistas a los que les gusta concurrir en las locaciones más conocidas y extrañas del mundo, traemos una selección de los destinos más costosos para que proyecten sus capacidades económicas a la hora de viajar.

¿Se puede visitar el Titanic?

Sí, es posible y lo puede hacer por la suma de 97 mil euros, según lo informado en la página oficial de National Geographic. El costo incluye el ingreso al submarino de titanio que está a cuatro mil metros bajo el agua. Es un viaje de casi cuatro días hasta el lugar de los hechos.

sdsdgshg

Burj Khalifa (Dubái)

Tan solo la llegada a la ciudad del dinero, como se la catalogó en redes sociales, no es barata, ya que un vuelo puede ser muy costoso dependiendo de la categoría y desde qué locación escoja. Ahora bien, si ya se encuentran en aquel territorio y quieren subir hasta la cima del Burj Khalifa, el edificio más grande del mundo, también debe hacer un buen gasto.

Según el portal de viajes Civitatis, la entrada a la edificación tiene un valor de 147 dólares en los horarios más concurridos y 105 dólares en espacios de baja afluencia de público. Los menores de cuatro años no pagan.

París (Francia)

Si bien puede llegar a ser un destino el cual se puede disfrutar con poco dinero, como cualquier metrópoli de gran amplitud, también puede llegar a ser sumamente caro y lujoso: para una cena en el icónico restaurante Le Jules Verne, que se encuentra en la cima de la Torre Eiffel, deberán ir con un presupuesto que ronda los 200 y 400 euros para una comida en pareja, según el portal París City Visión. Para algunos puede sonar accesible este precio, pero para otros, que viajan con el dinero ajustado, puede que le resulte un poco exagerado.

Bora Bora

Este es uno de los destinos turísticos más concurridos de la elite empresarial y del entretenimiento. Si bien la isla ofrece uno de los alojamientos más cómodos y exóticos que existen en el archipiélago denominado como la Polinesia Francesa, una noche puede llegar a costar 1000 dólares.

También existe el problema para llegar, ya que es una de las islas más alejadas que existen en el Océano Pacífico. Lo primero es llegar hasta la ciudad de Papeete, Tahití, y luego tomar un vuelo local hasta la isla.

 

 

Fuente: La Nación, El Tiempo (Colombia)