NaturalezaNoticias

La NASA identificó un asteroide que impactaría contra la Tierra

  • La misión OSIRIS-REx de la agencia espacial logró predecir la trayectoria del asteroide Bennu y analizó cuál es la posibilidad de que choque con el planeta.

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de los Estados Unidos, mejor conocida como la NASA, identificó recientemente un asteroide que podría llegar a amenazar la vida en la Tierra. Se trata de Bennu, un cuerpo de casi 500 metros de diámetro y hace años que se conoce de su existencia. No obstante, recientemente se conoció un cambio importante sobre cuándo podría llegar a impactar con el planeta.

La agencia gubernamental calculó que podría llegar a la atmósfera terrestre a partir del año 2135. Sin embargo, destacaron que se trata de una probabilidad “extremadamente pequeña”, aunque también registraron cuándo sería el día de mayor riesgo.

Según la misión OSIRIS-REx a cargo de la NASA, se estimó que el 24 de septiembre de 2182 será el punto de máximo riesgo. A su vez, el estudio arrojó un margen de error de casi dos metros, lo cual indicaría que la roca espacial llegaría a pasar más cerca de la Tierra que la Luna.

Es en ese momento que Bennu podría llegar a cruzar un “ojo de cerradura gravitacional”. Este fenómeno cambiará su trayectoria y podría llevarlo directamente hacia el planeta. Se trata de una región del espacio en la que la gravedad de un planeta cambia la órbita de un asteroide, aunque no hay muchos de ellos que presenten un verdadero peligro para los humanos.

Este miércoles, la NASA comunicó que las probabilidades del impacto aumentaron considerablemente tras el descubrimiento, aunque siguen siendo remotas. En ese sentido, se especificó que hay unas probabilidades del 0,0057% de que Bennu choque contra la Tierra.

En ese sentido, también especificaron que el 24 de septiembre de 2182, el día con mayor riesgo al impacto, hay solo una probabilidad del 0,037% de que se produzca el amenazante choque. Por lo pronto, los expertos continúan su continuo monitoreo de la roca espacial.