DestacadasPodcast

#Podcast | Cambia la realidad

  • #Episodio 16

En este nuevo capítulo, el abogado y especialista en políticas públicas, Pablo Lestingi, nos ayuda a reflexionar sobre la realidad argentina.

Ir a descargar

Con la primavera vuelve la esperanza…

Estamos en  tiempo de elecciones, votamos el 14 de noviembre, el segundo domingo dice la nueva ley.

Pero antes tenemos que votar las PASO, el 12 de septiembre, también el segundo domingo.

En las PASO, que son las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias, elegimos a los candidatos de las distintas líneas internas de los partidos políticos y de las alianzas que se formen.

Las líneas internas de los partidos políticos son la máxima expresión de la democracia interna, ahí están las distintas tonalidades de pensamiento, los matices que dan color a la propuesta de gobierno posible.

Los que ganen en las PASO, serán los candidatos definitivos que integrarán las listas para las elecciones generales del 14 de noviembre y quienes van a llegar al congreso para votar todas las leyes que necesitemos hasta el 2025.

Es decir, empezamos a construir el próximo gobierno, una vez más la democracia es la esperanza.

Como en todas las elecciones los jóvenes que nunca votaron van a poder hacerlo.

Todos los jóvenes que cumplan 16 años hasta el 14 de noviembre deben estar en el padrón y podrán votar en familia si es que tienen el mismo domicilio. Van a compartir la mesa electoral, están en la misma hoja del padrón.

Una vez más la democracia une a la familia.

La esperanza que nos presenta la democracia, nos invita a pasar un domingo en familia.

La unión de la familia es el lugar de reflexión, de enseñanza, de compartir sentimientos. Compartir el presente, pensando el futuro mirando a los ojos a nuestros hijos, a nuestros padres, a la tía Yiyi que trae los huevos rellenos para la cena de navidad y a la abuela Emma que según el gobierno que tocara ponía Radio Colonia para saber que eran las doce.

Ese es el lugar que añoramos, en el que nos sentimos cómodos, el que queremos que nuestros hijos recuerden para poder construir su futuro con los valores que hicieron grande al país.

Te voy a contar algunos números, los publicó la consultora Taquion.

El 84 por ciento de los menores de 25 años tienen sentimientos negativos respecto del futuro de los argentinos y casi la mitad de los jóvenes prefieren ahorrar en dólares o plazo fijo.

Más de la mitad cree en la política, les gusta transmitir sus ideas para cambiar la realidad y tampoco están conformes con las medidas tomadas por el gobierno nacional sobre el manejo de la pandemia.

Están preocupados por el difícil acceso al trabajo, casi la mitad quiere irse del país en búsqueda de nuevas oportunidades pero la otra mitad quiere quedarse.

Tienen confianza en ellos, creen que pueden invertir en sus proyectos.

Esta Generación Z es la que desarrollará las herramientas necesarias para triunfar, solo debemos darles el lugar y las condiciones para ello.

Tienen en su madera la cultura del trabajo y del estudio, creen en los gobiernos locales. Saben que la descentralización es más eficiente.

Llegó el tiempo de elegir, tienen en su memoria los avances que tuvo nuestro país sobre las medidas tomadas frente al cambio climático, a la transparencia aportada al gobierno con el uso de los sistemas informáticos de compras, el combate a las mafias y al narcotráfico, la transferencia de la policía, el reconocimiento del mundo sobre nuestras ideas y tantas medidas que se dejaron de lado, ni hablar sobre el incremento en las horas de clase que tuvieron y ahora perdieron.

Es tiempo de escuchar las propuestas, de poder diferenciar blanco de negro, poder compartir con nuestros hijos las ideas y escuchar la experiencia de nuestros viejos.

Es tiempo de volver a encontrarnos con la esperanza para construir nuestro futuro y caminando de la mano podemos crecer juntos.

Scroll Up