DestacadasOpinión

#Opinión | ¿Puede la gastronomía argentina ser el nuevo Ave Fénix?

Javier Antonio Gonzales León, Chef & Asesor Gastronómico | Business Trend

Por Javier Antonio Gonzales León
Chef diplomado en Ciencia y Gerencia Gastronómica

 

Nada volverá a ser lo mismo después del enorme cambio en el modo de vida que venimos llevando desde hace un año y medio. Nuestro hábitos y posibilidades de consumo se vieron forzados a mutar, golpeando diferentes rubros, entre ellos la industria gastronómica. Pero al igual que si un día nos quitan la electricidad no volveríamos a ser hombres de las cavernas, nada nos impedirá re acomodarnos para buscar potenciar nuestro trabajo en nuevas condiciones.

Es parte de la vida y de la gastronomía vivir reinventándose, desde la forma de preparar los platos hasta la forma de ofrecer los servicios, por ejemplo: Al iniciar la pandemia y luego de la cuarentena, noté un marcado superdesarrollo de los proyectos de las marcas virtuales que estaba liderando.Y en el peor momento de la gastronomía, cuando prohibieron la entrada de clientes a los restaurantes, estos proyectos igual continuaban teniendo éxito. La razón es que nos adaptamos a los cambios y a las dificultades, modificamos nuestros canales de venta y ajustamos nuestras estrategias para poder continuar, en efecto, en una tienda virtual tuvimos alrededor de 5.000 ventas por mes con un gasto mínimo, mientras que un restaurante promedio teníamos de 50 a 200 ventas por mes y necesitábamos disponer de más recursos.

De esta forma, nos damos cuenta que el camino de la reinvención ya está en proceso, porque está en la esencia misma de este mundo que nos apasiona, que vive de las tradiciones pero que también aprende e incorpora nuevos y mejores condimentos constantemente.

Hoy, en particular, podemos trabajar desde la comodidad de nuestros hogares pudiendo acceder a una computadora e internet, incluso coordinando sin dificultades acciones de trabajo en equipos descentralizados. No necesitamos el efectivo para pagar, podemos gestionar pagos mediante un celular, en el momento. Y lo que en esta oportunidad nos compete; podemos tener una velada especial disfrutando de un plato preparado por un restaurante de la categoría que mejor se ajuste a nuestras preferencias, entregado puerta a puerta y gestionado por una aplicación gratuita.

Aunque sigamos en este proceso de definición de rumbo por las nuevas condiciones, no tengo dudas de que la gastronomía, aquel negocio de tradición, servicio y humanidad, nunca volverá a ser el mismo, evolucionando y transformándose las veces que hagan falta. Ésta es la oportunidad ideal de repensar la oferta por parte de los productores y, como consumidores de alimentos que todos somos también, apoyar y valorar a la gastronomía con algún plato de autor cada vez que surja la oportunidad.

Muchos se encontraron abatidos, pero de las cenizas de los restaurantes quebrados empezaron a surgir proyectos de gastronomía alternativos e innovadores. Proyectos que muestran el lado más creativo y aguerrido por resurgir, como Dark Kitchens o Gost Kitchen: una suerte de espacios coworking de cocinas especialmente creados para restaurantes. O el comienzo del uso de robots automatizados que sirven como repartidores y que sustituyen poco a poco las formas de delivery tradicionales. También, en otros segmentos del negocio de la gastronomía, está el caso de Morfilm, una compañía que ofrece degustar la comida que consumen en una película en particular replicando el menú para preparar en tu casa, mientras disfrutas del film.

Mi reflexión es que evidentemente estamos vivenciando la era dorada del emprendimiento y de la tecnología con infinidad de oportunidades, puede que hoy en día se vea desértico, pero tengo la certeza que será un lugar donde nazcan y florezcan las semillas que estemos dispuestos a sembrar en la actualidad. Recuerda que toda adversidad es madre del éxito y que siempre podrás al menos contar con alguien, quien te escribe, para ayudarte a andar este camino de penas y glorias, emociones y sobre todo satisfacciones.

Así nacieron las nuevas ideas, los nuevos restaurantes que vinieron cargados de innovación, que no le tuvieron miedo al cambio y que hoy en día son los que marcan la pauta, no a nivel de gastronomía, si no a nivel de negocio.¿Alguien recuerda a todos esos proyectos que no tenía intención de sumarse al negocio virtual? Bueno, hoy en día es prácticamente obligatorio pensar en abrir el negocio de la comida y ser versátiles y multi-plataforma.

De esta forma, señoras y señores, el siglo XXI finalmente ha llegado a la gastronomía. Y bien sabemos que no todo cambio es fácil, además de que no cualquiera está dispuesto a abrazarlo. Por eso todavía caen restaurantes como moscas a nivel mundial, Por eso, si cuentas con un restaurante favorito o quieres apoyar un proyecto independiente o pequeño, y ves que no está pudiendo recuperarse, también existen estas las formas de colaborar:

-Regala alguna estrella y comentario positivo en plataformas de delivery

-Comparte fotos y corre la voz en tus redes sociales recomendando

-Cada vez que tengas la oportunidad no solo de pedir comida sino también de concurrir a un restaurante, con las medidas correspondientes, ¡hazlo!

La gastronomía es un verdadero ave fénix, sacando lo mejor de sus cenizas y volando hacia nuevos desafíos, que seguro va a superar.

Podés conocer más sobre mi, mis proyectos y recetas en @javixchef