AgroNoticias

Suspendieron a una cerealera que no liquidó divisas por US$70 millones

  • Se trata de Extrugreen, una cerealera vinculada al grupo Olio, que el año pasado operó a fazón en dos plantas industriales de Vicentin

El Banco Central suspendió a la cerealera Extrugreen S.A. para operar en el mercado cambiario, por incumplimientos en la liquidación de divisas, estimados en US$70 millones. Se trata de una firma vinculada al Grupo Olio, que a través de la compañía Díaz & Forti el año pasado operó a fazón dos plantas de Vicentin, la agroexportadora en concurso de acreedores desde febrero de 2020.

Mediante la Comunicación “C” 90045, el ente regulatorio bancario del Estado informó a las entidades financieras que “sin la previa autorización, no deberán dar curso a operaciones de cambio correspondientes a egresos por el mercado de cambios, en su caso, a su anulación”, a la firma referida.

Extrugreen, con sede en Arequito, la localidad santafesina que es “capital nacional de la soja” -aunque más conocida por ser el lugar en el mundo de la cantante Soledad Pastorutti- tendría pendiente de liquidación once operaciones de exportación de bienes desde el 22 de enero de este año.

También fue suspendida del Registro Unico de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA), dependiente del ministerio de Agricultura, por lo que no podrá realizar ventas al exterior.

La cerealera solo podrá acceder al mercado para liquidar las divisas pendientes, provenientes de comercialización anterior. Su situación también fue informada a la Aduana para que controle el cumplimiento de la prohibición de exportar.

El nombre de Extrugreen SA (una aparente asociación de la palabra extrusión -que salvo por el tilde se escribe igual en inglés como en español- con green -que en inglés significa verde, el color asociado a lo vegetal-) fue el elegido por los fundadores de este acopio cerealero en plena “pampa gringa”, en la Zona Núcleo Norte según la calificación de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Allí, el 2 de septiembre de 2011, comenzó a operar “por cuenta propia, o asociada a través de terceros, en las actividades de industrialización o acopio de cereales, oleaginosas, molienda, fabricación de aceites, speller, balanceados”, según consta en su estatuto constitutivo. Ese es un trabajo común en el interior agrícola: consiste en la compra de granos cosechados por los productores para luego comercializarlos, en general con destino a la exportación.

Esa operatoria está enmarcada por la obligación de liquidar las divisas que se generan como fruto de esas exportaciones, una práctica siempre regulada y cuyos controles en los últimos meses el Gobierno agudizó ante la imperiosa necesidad de contar dólares para sostener cierta estabilidad del tipo de cambio del dólar con el peso (más allá de la cotización oficial, las financieras y el denominado blue).

Ahora bien, sobre el vínculo entre Extrugreen SA: y el Grupo Olio hay referencias en función de nombres personales. Nelso Barrau, oriundo de Arequito y presidente del directorio de la firma suspendida este lunes, se ha vinculado como socio en los últimos diez años con Rubén Darío Venecia, rosarino y de amplia trayectoria como empleado del grupo que operó en las plantas de Vicentin durante 2020.

Barrau participó de la fundación de Los Reartes SA (una empresa ganadera del grupo Olio) y su socio fue Venecia, que ha tenido roles protagónicos en la expansión del holding controlante de Díaz & Forti, la cerealera que en diciembre fue acusada de no liquidar divisas por US$450 millones. Desde esta empresa aseguraron en su momento que el monto en estado irregular era muy inferior, pero hasta ahora no pudieron regularizar su situación.

En el mercado granario del gran Rosario era un secreto a voces durante el verano, que cuando Díaz & Forti quedó fuera de juego, el Grupo Olio intentó seguir haciendo pie a través de Extrugreen SA., pero el intento no prosperó, y ahora los organismos del Estado también la inhabilitaron hasta tanto pague sus obligaciones fiscales.

 

 

 

Fuente TN

Scroll Up