CulturaNoticias

Ultiman detalles para la restitución de momias sagradas a Bolivia

  • Representantes del Estado Plurinacional de Bolivia visitarán el martes la ciudad de La Plata para observar y coordinar los detalles finales. "Este es un tremendo logro de las comunidades reclamantes. Estamos en el camino de la reparación y eso nos fortalece", dijo el especialista en restituciones del INAI, Fernando Pepe.

Representantes del Estado Plurinacional de Bolivia visitarán el martes la ciudad de La Plata para observar y coordinar los detalles finales de la restitución de un grupo de momias sagradas que integran las colecciones del Museo platense, informaron fuentes de la Facultad de Ciencias Naturales local de la que depende ese espacio cultural.

El antropólogo forense y técnico en registro de bienes arqueológicos Luis Aurelio Castedo Zapata, asesor del Ministerio de Culturas Descolonización y Despatriarcalización del Estado plurinacional de Bolivia, arribará la semana próxima al país para coordinar la tarea con autoridades de la Facultad de Ciencias Naturales y del Museo de La Plata.

El especialista en restituciones del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), Fernando Pepe explicó que el INAI aprobó el año pasado la restitución de los restos sagrados y ancestrales a Tiawanaco y que “para el INAI es muy importante avanzar con estas restituciones a comunidades de países hermanos”.

“Desde el museo platense ya realizamos la restitución de la Niña Damiana a las comunidades del pueblo Aché del Paraguay, estamos en vísperas de la restitución a Chile del joven Yagán Maish Kensis muerto en el Museo de La Plata en 1894, y ahora se da este paso hacia la hermana Bolivia”.

“Este es un tremendo logro de las comunidades reclamantes. Estamos en el camino de la reparación y eso nos fortalece”, afirmó.

En el 2005 la comunidad Mink´akuy Tawantisuyupag impulsó el reclamo de la restitución de estas momias, y a lo largo de estos años se fueron sumando otras comunidades tanto de Argentina como de Bolivia lo que sumado a la predisposición de las autoridades del Museo de La Plata ha abierto las puertas a la que será según afirman en esa unidad académica “la restitución más importante de la historia del museo platense”.

En octubre último, frente al Museo platense se realizó una ceremonia sagrada a cargo del amauta Wari Rimachi donde, además de visibilizar este reclamo, se le impuso un nombre propio a una de las momias pedidas, para que ese resto humano deje de ser considerado un “objeto de colección”.

Según explicaron las comunidades en esa oportunidad, las mujeres sabias tuvieron una visión que les permitió conocer el nombre que debía llevar esa momia: Nayra (ojo sagrado), por lo que los restos de esa mujer dejó de llevar el nombre que exhibió en las vitrinas del museo hasta el 2006, cuando un cartel advertía que se trataba de una “Momia de la cultura Tiawanaco”.

“Para nosotros es un familiar, dentro de los linajes andinos, y era necesario darle un nombre para que podamos mencionarla en los ceremoniales”, explicó a Télam en esa oportunidad Mama Kantuta Killa, del pueblo Quechua, que organizó la emotiva ceremonia realizada ese mediodía frente al Museo de La Plata, donde Nayra Qori Ñawi aguarda ser devuelta a su pueblo.

Destacó que “queremos honrarla, no verla detrás de un cristal, sino en su sitio sagrado donde podamos realizarle ofrendas, tocarle una canción. Necesitamos vivenciarlos, son parte de nuestra vida y rituales”.

 

TELAM